AMOR UNIVERSAL / Blog

GRATITUD

La gratitud es el principio de la abundancia, uno de los mejores estados del ser, un estado muy cercano a la paz y a la creación de nuevas experiencias.

La vida es cambiante, impredecible y a veces un poco loca. No es fácil construir el hábito de agradecer bajo cualquier circunstancia, pero si logras hacerlo, te aseguro que aprenderás a manejar tus emociones, y mejor aún, a evitar que tu estado de ánimo dependa de factores externos.

Este es un hábito que decidí priorizar en mi mente; agradece siempre, porque incluso en circunstancias desafiantes, siempre hay algo por aprender y por supuesto eso ya es una razón para agradecer.

Permítete estar presente, observar y escuchar cómo se comportan las personas a tu alrededor, como se ha vuelto común hablar horas sobre lo que no nos gusta; es curioso, pero a esas cosas, personas o circunstancias que no queremos, son a las que más energía y tiempo dedicamos. ¿Por qué pasa esto?

Es muy fácil; cuando permites que un pensamiento permanezca en tu mente por unos segundos, en consecuencia, tu mente reproduce más y más ideas similares, o dime que no te ha pasado alguna vez. Recuerda algún momento en el que hayas comenzado a suponer algo sobre otra persona, o sobre tu trabajo, y al pensar en ello, tu mente empezó a imaginar una serie de circunstancias similares y terminaste con el ceño fruncido y la mente  enmarañada de pensamientos caóticos.  Incluso, hasta una lágrima, o el corazón agitado resultan como consecuencia de esos pensamientos nocivos. Y digo nocivos, porque nuestras acciones están precedidas por ideas, razón por la cuál es de suma importancia observar nuestros pensamientos. No solo observar, aprender a detectar y cambiar lo que sabemos que no nos hace bien. Ten en cuenta que tus pensamientos crean tu realidad, dominan tus palabras y comportamientos. Piensa en una persona que se queja todo el tiempo por la falta de dinero, y notarás que en consecuencia siempre está con los bolsillos vacíos; ese tiempo que dedica a quejarse, lo podría invertir en un emprendimiento, hacer una hoja de vida, entre muchas otras cosas que le llenarían de satisfacción.

Mi método favorito para cambiar mi estado de ánimo es agradecer, cuando me siento perturbada por alguna situación, persona o pensamiento, hago una lista (mental o escrita) de razones por las cuales me siento agradecida. Te invito a que hagas el ejercicio: dibuja una sonrisa en tu rostro y piensa en todas las cosas positivas que abrazan tu vida en este momento. Incluso si estás tratando con alguien difícil, puedes agradecer porque a través de otra persona estás viendo lo que no quieres ser. La clave está en observar con calma, siempre está pasando algo, en este momento está pasando algo a tu alrededor que te muestra la magia de la vida; y si por alguna razón no encuentras nada, cierra los ojos y presta atención a tu respiración, siente como entra y sale el aire. Concentra tu atención por unos minutos, olvida lo que pasó hace un  mes, lo que pasó ayer, o lo que pasó hace una hora. Porque lo único que tienes ahora es este momento, y nadie puede entrar en tu mente a perturbar tu paz, recuerda que tus pensamientos son algo a lo que nadie más tiene acceso. Sólo tú puedes controlarlos; agradece y disfruta el momento.

Comentarios

Leycy
6 mayo 2020 a las 00:53

El acto de agradecer conlleva a la paz mental, y este ejercicio como dices es importante en el día a día.
Muy hermoso mi Jaz 😁



Miguel Jimenez
4 mayo 2020 a las 19:50

SIMPLEMENTE ¡ ERES LA MEJOR !

GRACIAS.



    Jazmín Blanco
    5 mayo 2020 a las 21:40

    Hola Miguel:
    ¡Muchas gracias por leer!, estas palabras me alientan a continuar escribiendo cada día. Espero que sigas conectado con mis artículos.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2020 Jazmín Blanco