AMOR UNIVERSAL / Blog

AMOR PROPIO

 

Photo by Izabella Bedő

Las redes sociales y los medios de comunicación han intentado impregnar nuestra mente con prototipos de lo que deberíamos ser, tener o hacer. La comparación precede a la frustración, y es un error practicarla.

A veces escuchar o leer las palabras amor propio, nos hace pensar que es un tema que ya conocemos, pero si es así, ¿por qué no se reconoce?, ¿Por qué no se practica?

Y es que he venido escuchando un sinfín de historias que a mi parecer, no reflejan el más mínimo atisbo de amor propio. Aclaro que existe una brecha inmensa entre amor propio y ego; es importante aprender a diferenciar. El amor propio no se trata solamente de sentirte bien con lo que ves en el espejo, no se trata solamente del aspecto físico, es mucho más que eso.

Sabes que se trata de amor propio cuando expresas tu opinión con seguridad, cuando reconoces tu valor y eres firme al poner límites en tus relaciones.

A veces aceptamos, o más bien, permitimos tratos y situaciones que nos afectan emocionalmente; muchas veces por pena, miedo o sentimiento de inferioridad, y si algo he aprendido es que lo que dejamos pasar, se puede repetir.

No hay necesidad de esconder lo que somos, de usar máscaras e intentar encajar en grupos sociales, es mejor la tranquilidad de expresar con total libertad, siempre y cuando se haga dentro de un margen de respeto y empatía. Es lógico querer “caer bien” a otros, pero no es necesario, de hecho es nocivo cuando transgredimos nuestra autenticidad.

No necesitamos vernos como se ven los modelos de revista, no necesitamos comprar un carro lujoso para marcar una posición social y encajar. Está bien alcanzar metas, vivir bien y hacer actividades que nos generen bienestar físico y mental, pero ¡ojo!, revisa cuál es la intención detrás de esas acciones. Si es por amor propio o por falta del mismo, intentando compensarlo para ganar la aprobación de otros.

Cuando me amo de verdad, me siento en paz con lo que soy y lo que tengo, mis metas están desligadas de la opinión ajena, busco el equilibrio y la estabilidad desde mi bienestar y no desde la carencia de amor.

El amor propio te permite aceptar, valorar y observar la soledad desde la oportunidad y la paz. Los planes en pareja o grupo dejan de ser una necesidad y se convierten en una elección; aprendes a disfrutar el tiempo de otra manera, puedes viajar, cenar o ver teatro sin compañía.

Comentarios

Jorindey
14 mayo 2020 a las 00:56

Totalmente cierto, en ocasiones nos dejamos llevar por el entorno en que estamos y no somos nuestra propia identidad, no nos sentimos libres y tranquilos, considero que muchas personas tanto hombres como mujeres aún no estamos felices 100% con nosotros mismos, pero es de conocernos y darnos un valor, así poco a poco nos amaremos tal y como somos
Que gran artículo, éxitos.



    Jazmín Blanco
    14 mayo 2020 a las 03:09

    Hola Jorindey

    Gracias por leer y comentar este artículo. Lo importante de esto es hacer una introspección que nos permita transitar cada sendero de una mejor manera.
    ¡Un saludo!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2020 Jazmín Blanco