Blog / DECRETOS CREADORES

SOY FELIZ

Con el tiempo he aprendido que la felicidad no es un estado de ánimo; la alegría y la tristeza si lo son, pero la felicidad es mucho más que eso, es un hábito que se práctica diariamente. He comprendido que las circunstancian cambian dependiendo de mi perspectiva frente a ellas.

Soy una fábrica de felicidad y mi cuerpo produce las sustancias necesarias para mi bienestar; las endorfinas son un claro ejemplo de ello. Soy consciente de que el ejercicio y la alimentación alteran mi estado de ánimo. Por eso me siento responsable de practicar la felicidad, cuidando mis hábitos, cuidando mis pensamientos y mis palabras.

La felicidad está desligada de los resultados materiales. Erróneamente nos han enseñado que primero alcanzamos nuestras metas y ahí encontramos la felicidad; la realidad es completamente opuesta: Primero soy feliz, y luego tengo la energía, amor y determinación necesaria para lograr mis objetivos.

Aquél que no es feliz con lo que tiene ahora, tampoco lo será cuando alcance sus objetivos. Es común encontrar personas que se quejan y se frustran por las cosas que aún no logran. El hecho real es que cuando suben un escalón más en su lista de metas, se sienten inconformes nuevamente, porque descubren que la plenitud no estaba en ese resultado.

Soy una persona feliz desde mi intención. Los niños creen que serán felices cuando lleguen a la adolescencia y no tengan que pedir permiso para salir, luego llegan a la adolescencia y anhelan salir de casa para ser independientes; cuando llega la adultez y la independencia, entonces sueñan con una pareja, al llegar a este objetivo creen que la felicidad estará en los hijos, y luego en la jubilación. Es así como vemos pasar la vida esperando encontrar la felicidad en nuestra próxima meta.

Es por esto que valoro mi momento de vida, porque estoy en el lugar indicado, y bajo las condiciones que me facilitarán el siguiente aprendizaje. Elijo ser feliz cada mañana. Los estímulos externos son innecesarios para mi felicidad, ya que es esta mi naturaleza; elijo este estado, lo siento y lo práctico cada día. Empezando ahora mismo con una acción pequeña y a la vez poderosa: LA GRATITUD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2020 Jazmín Blanco